Las 20 experiencias sexuales que debes vivir antes de cumplir los 30, de acuerdo a CM (hace unas cuantas ediciones) algunas propuestas por mí, otras por el staff. ¿Qué opinan?

Llegar a los 30 significa convertirte en un ser con más sabiduría y menos pelo, con más dinero y menos acné o con mayor claridad sobre qué quieres pero menos tiempo para embriagarte. Si ya llegaste o te estás acercando a la treintena, sométete al autoexamen de aventuras sexuales. No dejes los 20 sin tachar en tu lista éstas experiencias.

1.    Exhibicionista
Hacer el amor en un lugar público donde las posibilidades de ser descubierto son amplias. Los baños de casas ajenas son ideales o los estacionamientos de centros comerciales. Lo mejor es quitarse toda la ropa y gemir. Si alguien lo nota, mejor.

2.    Jueguisolo
Masturbarse con un juguete sexual le pone picante al autoerotismo. Serás de manos hábiles pero lo que un vibrador, una vagina plástica o un succionador hacen, no lo logra ni Maradona con su ‘mano de Dios’.

3.    Hedonista
Combinar placer-dolor (sin que sangres o termines en el hospital). Si siempre que tienes sexo nada más falta que saques el arpa, tienes que explorar tu lado salvaje. Incluye arrancamiento de prendas, mordidas y rasguños leves.

4.    Mal comensal
Provocar orgasmos por debajo de la mesa. Los manteles son excelentes camuflajes. En un concurrido restaurante, deslizar tus deditos por la entrepierna de tu pareja y llegar hasta sus genitales provoca una doble respuesta: un orgasmo y la necesidad de fingir ecuanimidad.

5.    Triador(a)
Hacer un trío. Bien dicen que tres mentes piensan mejor que dos y bajo los efectos de la calentura, la creatividad puede incendiar una cama. Sólo ten claro qué quieres: un invitado de tu mismo sexo o del opuesto. No apto para celosos empedernidos.

6.    Edipo o Electra
Tener sexo con alguien que te lleve unos buenos años amplía tus horizontes. En la mayoría de las ocasiones hay algo que aprenderles a estos experimentados amantes.

7.    Fisgón(a)
Asistir a un show de desnudistas o a una cabina de sex shop sólo a ver y excitarte. Saldrás listo para desfogar todo lo que ésas imágenes provocaron.

8.    ‘Pisa y corre’
Acostarte con alguien que acabas de conocer, que sabes que nunca más verás y de quien ignoras su nombre. En este caso en especial, usar protección es imprescindible. Nunca sabes los miasmas que un desconocido guarda en sus genitales. Y si eres mujer, además, no creo que desees decirle a tu hijo que no recuerdas ni cómo se llamaba su papá.

9.    Distante
Compartir tus fantasías y ‘tirarte’ a distancia a tu pareja o a una persona anónima ya sea vía telefónica o Chat. Tus manos serán las de tu interlocutor, así que tu amante será tan virtuoso como tú desees.

10.     Indolente
Dejarte felar, penetrar, manosear, lamer y besar sin mover un solo dedo. Convertirte en un holgazán o una baquetona inundados de placer.

11.    Pornstar
Filmarte o fotografiarte teniendo sexo y excitarte al revisar tu videoteca. Tener tus propias imágenes porno es como hacerte un tributo.

12.    Soez
Soltar la lengua y decir vulgaridades, albures y suciedades en medio de un acto sexual dignas de ruborizar a Polo Polo. Es una manera de liberarse y divertirse.

13.    Enculado
Creerte enamorado o enamorada de alguien con quien sólo tienes una relación física. Darte el respectivo trancazo y recuperarte para después reírte de tus lágrimas. De los ‘errores’ se aprende más que de los aciertos.

14.    Sinvergüenza
Hacer el amor en la cama de tus papás, de tus suegros, de tu abuelita o en la cuna de tu sobrino. Allanar un espacio que supuestamente exige veneración le da un sabor peligroso a la experiencia.

15.    Voyeurista
Espiar a tu pareja (o a algún forastero en vivo y en directo) mientras se baña o se desnuda sin que se sepa observado(a). Ayuda a ejercitar las fantasías.

16.    Mitómano(a)
Inventar una historia digna de ser publicada para salir huyendo de una pésima noche de sexo sin lastimar al mal amante.

17.    Aguafiestas
Sacar a tu pareja de una fiesta para llevarla al coche o a al patio de atrás a un ‘rapidín’ y regresar a seguir departiendo con las mejillas rojas y sintiendo aún la pelvis palpitante.

18.    Chantajista
Convencer a otra persona de tener sexo contigo por una razón tonta que haces parecer poderosa sólo por obtener los beneficios del sexo como ejercitarte, despejar tu mente o embellecerte; sin importar nada más.

19.    Lirón
Tener sexo tan pero tan orgásmico y agotador que te quedes dormido en cuanto terminas y te sientes tan relajado que el placer y el ‘remember’ te duran una semana.

20.    Embelesado
Hacer el amor, con verdadero amor y con cada célula de tu cuerpo absolutamente estupidizada por alguien con quien deseas pasar el resto de tus días. No piensas pasar la vida sólo cogiendo ¿o sí?

¿Cuáles más proponen?

Share Button