El inicio de una relación de pareja, la mayoría de las veces, es miel sobre hojuelas. Todo te parece bien de la otra persona, todo le festejas y el tiempo para pasar juntos parece poco. Es parte del proceso de enamoramiento. Puedes comenzar a detectar sus fallas y futuras complicaciones pero no les das importancia. Pasan los meses y todo comienza a cambiar. El promedio de tiempo de adaptación inicial y enamoramiento en una pareja es de seis a 18 meses. Una vez sucedidos estos, acaba digamos, la luna de miel y nos enfrentamos a la verdadera persona.
Me queda claro que una vez que una pareja ya forma parte de nuestra vida, comenzamos a retomar nuestra cotidianidad, incluyéndola, claro, y dejamos de centrarnos al cien por ciento en ella. Sin embargo, esto en ocasiones causa un gran vacío sobre todo en las mujeres quienes suelen sufrir del llamado ‘Bovarismo’ o enamoramiento del amor. Este término surge de la novela de Flaubert ‘Madame Bovary’. Quienes la hayan leído sabrán que es la historia de una mujer que añoraba vivir en un espejismo del amor pasional y una vez que sus relaciones se contaminaban de la vida común perdían su encanto.

El ‘bovarismo’ es de alguna manera la herencia de la falsa concepción del amor con la que crecimos la mayoría, por ejemplo, con los típicos cuentos ‘Y vivieron felices para siempre’. Creímos que como éstas Cenicientas y heroínas, tras el sufrimiento y el esfuerzo llegaríamos a los brazos de un príncipe que nos haría vivir en un eterno éxtasis.
Obvio, ahora sabemos que dichos príncipes son humanos y que convivir con una pareja exige un trabajo diario y de mucho amor, respeto y tolerancia. Pero seguimos tratando de vivir el espejismo, ¿no creen? Para quienes tengan hijos, en especial hijas: estos cuentos nunca pasarán de moda y serán una herramienta de entretenimiento y enseñanza pero siempre debemos hacerle ver a los niños de manera muy amorosa que todas las relaciones como la amistad o el matrimonio necesitan de una entrega diaria y de compromiso y que no va a llegar el ‘hada madrina’ a resolver nuestros pedos. Creo que de esa forma, habrá generaciones con un punto de vista más realista y sano sin tener que ser decepcionante y que las relaciones humanas tendrán una mejor calidad, o ustedes ¿qué opinan?

Share Button