Ahora sí que la muñeca los salva. Resulta que los hombres que se masturban frecuentemente reducen los riesgos de padecer cáncer de próstata, según un estudio publicado en Australia por investigadores del Consejo sobre el Cáncer del Estado de Victoria. El estudio indica que las eyaculaciones frecuentes permiten evacuar las sustancias potencialmente cancerígenas de la próstata. El responsable del Consejo, Graham Giles, indicó que este estudio, realizado en más de 2.000 hombres de entre 40 y 69 años, demostró que los que eyaculan más de cinco veces por semana, reducen en un tercio el riesgo de sufrir este tipo de cáncer.

“Es una gran noticia para los hombres y la eyaculación es totalmente inofensiva. Las eyaculaciones frecuentes impiden que el semen se acumule en los canales de la próstata, donde puede transformarse en cancerígeno. “El esperma es una asociación de numerosas sustancias químicas que, por su actividad biológica, pueden transformarse en cancerígenas si no son evacuadas”, declaró Giles.

Bajo este estudio, se observó que el efecto preventivo de la eyaculación parece estar vinculado únicamente a la masturbación y no a relaciones sexuales frecuentes.

Pero ya saben, que de toda la infomación hay que agarrar lo mejor. Ahora no vayan a dejarse hasta costras en Mr. Penis por evitarse el cáncer. Recuerden es un ejercicio de autoconocimiento, no una maratón de tirones y jalones. Recuerden los malos hábitos masturbatorios que fomentan la eyaculación precoz. Pero se los paso al costo.

Share Button