¿Alguna vez les han aplicado ‘la mueble’? Dícese de la situación en que alguien (novi@, ligue o planchador) te invita a cierto evento, por lo regular donde con facilidad puedes sentirte incómodo o de a ¨dedo¨ (como una boda, reunión familiar, etc.) y una vez que llegan al lugar, tu pareja (al menos por ese evento) te instala, se asegura de que te encuentres más o menos cómodo y después de unos minutos se va, ¡se va! y te deja a merced “cual mueble” de que alguien se enternezca de tu situación y se acerque a hacerte menos amargo el rato o que tú tengas cierto ímpetu sociable y te busques una solución. En ese instnte piensas ‘ahorita viene, es que está saludando a sus amigos y familiares’ pero para tu sorpresa pasa un gran rato y no regresa. Tú con toda tu incomodidad buscas con la vista desde tu sitio de mueble si anda por ahí o algo sucedió. En una de esas, te paras y buscas a tu mueblero. Y al encontrarlo te dice que en unos minutos estará contigo. Ya mero. Pero sigue pasando el tiempo y sigue sin atenderte. Quizás por intervalos se te acerca y te pregunta con todos sus huevos ‘¿estás bien? ¿lo estás pasando bien?’ y tú ya no sabes qué contestar. Te parece increíble y estúpido ¿entonces para qué coño te ha invitado? Si tu autoestima es lo suficientemente abundante, con seguridad tomarás un taxi o tu auto y dejarás el lugar tan pronto como el desconcierto te lo permita (sin antes mentarle la madre o decirle a modo muy polite ‘ya que veo que tienes muchos asuntos que atender, y como yo sí tengo educación, te dejo’.).

He visto muchos casos de este tipo y como expectador te hace sentir un compromiso por entretener al menos un rato al mueble, perdón, al abandonado(a). Y también me tocó que mi ex, el ex previo anterior al Sr. Elsy alias ‘mi realidad maravillosa’, me la aplicara en la boda de su hermana. Recuerdo esa boda como uno de los eventos más asquerosos de mi vida. Un buen amigo suyo se compadeció de mí y bailó y pasó la fiesta conmigo. Pero mi ex se dedicó a emborracharse con su primos y sólo de vez en cuando se asomaba a la mesa a preguntar la mamada de ‘¿necesitas algo?’. Para colmo fue en el rancho de su familia, en el que yo también me hospedaba y no había a dónde ir. A menos que tomara un camión de regreso al D.F. por seis horas. Así que cuando lo veía yo pretendía estar pasándolo muy bien.

¿Les han aplicado la mueble? ¿O alguna cruel parte de ustedes los hizo ‘muebleros’ alguna ocasión?

Share Button