Yo siempre he dicho que las drogas convierten a las personas en basureros, pero cada quién. A los poppers se les conoce como ‘la droga afrodisiaca’, es MUY PELIGROSA.

Es una sustancia química líquida llamada nitrito de amilo, descubierta en 1852, y utilizada con fines médicos en el tratamiento de enfermedades cardio-respiratorias o como antídoto en el envenenamiento por cianuro.

Su uso lúdico y sexual se inició en la década de los 70 en Nueva York, expandiéndose rápidamente en los clubes nocturnos. Su relación con el sexo viene dada por los efectos contundentes que provoca en el organismo. El poppers se inhala directamente de la botellita en que se comercializa y sus efectos duran unos dos minutos. El usuario siente un sofoco vertiginoso e inmediato, unos minutos después, una gran sensación de calor interno y una sensualidad exacerbada. Al tratarse de un poderoso vasodilatador, realza el sentido del tacto y potencia, intensifica y prolonga las sensaciones que produce el orgasmo. Además, también provoca la relajación muscular de algunos esfínteres, como el ano.

El consumo de poppers tiene su lado peligroso y, en ocasiones mortal, sobre todo cuando se mezcla con otras drogas que también interfieren en el ritmo cardíaco como la cocaína o el éxtasis.  Entre sus efectos están las migrañas crónicas de dimensiones demoníacas o erupciones de color amarillo en las ventanas nasales o en las comisuras de la boca. También puede provocar vértigos, anemia, disfunciones eréctiles, angina de pecho y males cardiacos: infartos fulminantes al momento de tomarla, etc. Lo serio de esto es que en México no existen estadísticas ni cifras, oficialmente el poppers no existe.

Otra preocupación asociada es el grado de desinhibición e irrealidad que produce. En esos momentos es cuando el sexo seguro suele pasar a un segundo (o último) término y muchas veces se mantienen prácticas de riesgo sin ningún tipo de protección. Además, según investigadores británicos, su consumo produce que las mucosas corporales estén más expuestas a infecciones por sífilis, clamidias o VIH.

Informé, por favor, tengan cuidado con las ideas que les surgen o que les surgen a sus amigos, en búsqueda de ‘Vamos a sentir bien chido carnal’. Carambas, tengan cerebro y cerebro propio. ¡Y dejen de andar de ociosos!

Share Button