Sí señores, ya que esta semana andamos lúdicos con el podcast de los juguetes, decidí postearles un juego que se pone muy interesante, claro en pareja porque uno solo terminaría un poco confundido. Ora verán. Necesitan:

-Dos cuerpos desnudos

-Dos paquetes de m&m’s de os planitos, los que traen cacahuate o arroz no sirven.

Ahora bien, van a turnarse. Uno de ustedes se recostará y la contraparte soltará los m&m’s poco a poco (no en tambache porque se caerían), a lo largo del cuerpo de preferencia desde los pechos hasta el pubis. Cuiden que no se caigan demasiados.

Ya bien cubierto el cuerpo de los chocolatitos estos, que además resisten bastante la temperatura y evitarán que se haga un embadurnadero, la o el recostado dirigirá a su pareja y le pedirá qué color de m&m’s desea que le quite con la boca directamente. La cosa es primero hacer un circulito con la lengua y luego comerlo o succionar un poco la piel, pónganse originales. Por ejemplo, si de puritita casualidad uno amarillo cayó muy cerca de un pezón, ya saben qué hacer. Digo no se trata nada más de terminar empalagado sino de excitar e ir llevando a la otra parte a la bella calentura. Se van a divertir. El que da las direcciones, cuando guste puede decir ‘Cambio a…’, por ejemplo azul y así hasta que la otra parte quede infestado de serotonina gracias al chocolate.

Prueben y me cuentan.

Share Button