¿Pues qué les pasa señoritos? Abundan los mails pidiendo ayuda por rompimiento. ¿Es una ola internacional? En fin. Les armé el Botiquín de emergencias en caso de rompimiento. Disfruten la soltería. ¡Y dejen de moquear!

1.    Píldora del otro día. Los primeros días suelen ser los más dolorosos por lo que te recomiendo tomar un par de ‘píldoras de chiquitolina’. En tu mente observa lo pequeño que es tu problema, cuando alguien se va es porque otra mejor está por llegar.

2.    Analgésicos. Los mejores son los viajes, las salidas con los amigos y las actividades que nunca podías hacer cuando estabas con tu ex.

3.    Inyecciones de histamina telefónica. Esta amina biológica es la responsable de las alergias. Aplica la suficiente para no volverla a llamar. Hazte alérgico a su número telefónico. Cada vez que pienses en marcarle piensa que sufrirás una fuerte reacción: ojos llorosos y garganta cerrada (acompañados de sollozos).

4.    Alcohol. Aplíquese con mesura, dicho ‘viejo remedio para la cabeza y el corazón’ sólo deberá estar presente en momentos de alegría y de preferencia con los amigos. Precauciones y advertencias: no se consuma en caso de depresión o enojo (puede causar serios disturbios que lo sumirán aún más en la tristeza)

5.    ‘Ungüento para el adolorido’. Pide ayuda, nada te reconforta mejor que un apapacho. Las amigas siempre están dispuestas a escuchar y arroparte bajo su pronunciado escote y ¿qué tal los amigos guapos que tanto nos quieren? Déjate querer. Contraindicaciones: no abuses de la dosis si no te sientes listo para un nuevo compromiso.

6.    Triptófano. Es un aminoácido esencial precursor de la serotonina, uno de los neurotransmisores más importantes para sentir placer, evitar la tristeza y reducir el dolor. Consume alimentos que te hagan segregar endorfinas como las nueces, el pan integral, la soya, el chile, el chocolate ¡y la cerveza! (recuerda  el punto número 4)

7.    Desinflamatorio anti-idealístico. Favor de tomar varias dosis al día. Es sano recordar los buenos tiempos pero no idealices a tu ex. Haz memoria sobre las razones que te separaron de él/ella, no la coloques en un altar.

8.    Morfina visual. Cuando el dolor comience, distráete. La vista nos da un gran porcentaje de información. Ve al cine, al teatro, a un partido o a las luchas.

9.    Antibióticos. Deshazte de las bacterias y virus que te infectan la vista como las fotografías, objetos que  dejó en tu casa y cualquier cosa que te duela ver. No te pases el día echando limón a tu herida. Va a ser difícil pero sanará más rápido.

10.     Evita el bisturí. Si tú mismo estás pasando por un lapso difícil, no abras heridas por cerrar la tuya. No comiences relaciones que te pondrán un ‘curita momentáneo’ y termines causando una hemorragia en el corazón de tu ‘amor de emergencia’.

11.    Tapones auditivos. No escuches ni canciones ni comentarios que te evocarán la vieja época con ella. Y cuando el típico inoportuno te pregunte ¿y tu novia(o), donde está?, sólo contesta ‘donde debe estar y conmigo ya no es’.

12.    Consulte a un especialista. No vas a ser ni el primero ni el último. Si la situación te está sobrepasando y no encuentras la forma de sentirte mejor, quítate tabúes estúpidos de la cabeza y acude con un terapeuta o psicólogo que te oriente. Es de valientes y sabios decir ‘necesito ayuda’.

13.    Vitaminas para la memoria. Una vez que el dolor esté cediendo, analiza qué es lo que tú hiciste mal para que la relación terminara. No se trata de flagelarse pero hazte de nuevas estrategias y no cometas el mismo error en un futuro.

Share Button