Una lectora a unos días de parir y dar ese enorme salto que se llama ser padre (y que aún no experimento), me pregunta si debe o no circuncidar a su bebé. Ya que les acaban de confirmar que será niño. Les comparto la respuesta. Y comenten qué opinan ustedes. Por ahí hace algún tiempo platicando de esto en una reunión, un ex compañero de la universidad, dijo que a él no le importaba que hoy día la circuncisión se considerara una mutilación genital; que él, si tenía un hijo varón, haría que le retiraran el prepucio porque no quería que pasara por humillaciones o fuera molestado por sus compañeros. Porque afirma que entre hombres en los baños del gimnasio o la escuela, suelen echarle carrilla a aquel que es no circunciso. A ver cuenten ¿sí lo hacen? De cualquier modo no se me hace suficiente razón pero opinen ustedes mis queridas y queridos eslyteros. Y otro de sus argumentos era porque no quería que cuando tuviera edad de tener relaciones, hubiera chicas que lo rechazaran por la misma causa. No comparto, pero ustedes díganme, damiselas, ¿han rechazado o puesto cara de ‘lago de aquí’ a un no circunciso? Yo no, pero una nunca sabe. Hay chamacas crueles, las hay.

Aquí la respuesta a Damaris. Muchas felicidades y disfruten su nueva etapa.
El debate de la circuncisión tiene un alto grado cultural y hasta religioso, es por eso que muchas personas afirman que al circuncidar a un hombre este pierde cierta funcionalidad en el miembro. En realidad estas afirmaciones son ambiguas porque el grado de sensibilidad de cada hombre difiere sea o no circunciso. Por otro lado hay quienes opinan que no hacerlo le generará al varón problemas de higiene e infecciones. En la opinión del Pediatra Héctor Pérez Perafán del Corporativo Hospital Satélite, la circuncisión sólo se recomienda si el bebé tiene un prepucio no retráctil o ha presentado fimosis en etapa pediátrica y como adulto, si esto le impide tener relaciones sexuales placenteras por los mismos motivos o constantes cuadros infecciosos en el miembro derivados del impedimento de tener una higiene adecuada. Subraya en que aquello de circuncidarlos recién nacidos para impedir que sientan dolor, es un mito; simplemente a esta edad resulta técnicamente más fácil pero debido a que se usa un anestésico local y el niño no puede expresarse, no se conoce a ciencia cierta la intensidad del dolor.

Share Button