Han solicitado sus interesados (o morbosos) mails que les explique también cómo se realiza la cirugía de reasignación genital de mujer a hombre. Aún más complicada, ahi les va…

>Se requieren de al menos cinco intervenciones quirúrgicas.
> Se toma al menos un año tratamiento hormonal para aumentar los niveles de andrógenos.
> Se procede a realizar una mastectomía. Se retiran las glándulas mamarias. En conjunto o tras o tras la recuperación, se les da estética, colocando los pezones en el centro y cortando la piel sobrante. En ocasiones se colocan implantes para simular pectorales musculosos.
> Para crear un pene y testículos (o lo más parecido a ellos) se procede a hacer un ‘vaciado’ de todo el órgano femenino (útero, ovarios, trompas, etc.)
> Después de algunas semanas se procede a hacer una faloplastia, se crea un neopene con tejido muscular de la paciente, la cual se puede realizar con colgajos pediculados (utilizando la piel cercana al órgano genital) o con colgajos a distancia (extirpando piel de la pierna o brazo).
> Se enrolla un trozo de piel de las ingles, y masa muscular de la parte interna del muslo, del brazo o del abdomen y posteriormente se implanta en la zona púbica.
> Se levanta un colgajo en la piel de la zona donde habrá de implantarse la estructura fálica y se traspone sobre la superficie inferior del tallo del clítoris.
> Los nervios cutáneos se unen al nervio dorsal del clítoris pretendiendo la recuperación de sensibilidad erógena (no siempre se consigue).
> La uretra es evaluada al cabo de un tiempo. Si muestra una buena permeabilidad, el paciente se convierte en candidato para la colocación de una prótesis testicular de silicona que se ubicarán en una bolsa creada a partir de los labios mayores.
> Después de un año mínimo, se puede probar la sensibilidad erógena. Si el paciente muestra sensibilidad en el colgajo fálico y funcionó la ‘uretra hechiza’, se puede considerar la colocación de una prótesis eréctil para permitirle que tenga erecciones.

Share Button