Zaz!! Está una de lo más dispuesta ya sea a compartir el maravilloso erotismo o a darse ese apapacho en solitario. Al calor del asunto, ya sea promovido por fantasías, juegos, sentimientos y blá, comienza el auténtico ‘Frote’. Y ahí vamos, como si tuvieras una lucha contra el reloj a casi casi sacarle brillo al pobre clit. Y a darle y darle. Claro, el orgasmo se consigue por lo regular de manera pronta y sí es ‘bueno’ el resultado. Sin emabargo, y tal como lo comenté en este post con respecto a los hombres, si se hace una costumbre este tipo de estímulos se estará perdiendo de muchas sensaciones al bloquear sus terminales nerviosas con un sobre estímulo. Dense tiempo, chance de sentir, poco a poco y en cada zona del clítoris, labios menores, vestíbulo vaginal, etc. Poco a poco. Si sienten que el mismo deseo les apura, respiren y vuelvan a los toques suaves y lentos por toda la zona, de ese modo ¡despertrán! todito pero todito y entonces sí van a sentir bomba. Ya pasan a estimular con frotamiento más intenso pero no se perderán de nada. Venga que disfruten esos largos, copiosos e intensos orgasmos. No se vayan por la opción de ‘comida rápida’.

Por otro lado, muchos piensan que las mujeres se autoerotizan introduciendo formas fálicas por la vagina, cuando la mayoría sólo se estimula de manera externa. Sin embargo, no es mal momento para explorar también el interior, con uno o dos dedos muy bien lubricados pueden estimular su punto G o las mismas paredes para ir descubriendo sensaciones. Vaya, buen ejercicio para las que hoy se queden en casa a disfurtar de una noche a solas. Pongan musiquita, cierren la puerta y enjoy!

Share Button