‘Desconfía hasta de tu sombra’ dicen algunos. No están lejos de la verdad en esta era de imitaciones, falsificaciones, similares. Que uno no pierde la gran cosa por comprar ‘sin querer’ una bolsa disque de diseñador que le prometen más barata por supuestos errores en la costura (cuando es obvio que es una imitación), pero ahí tienen a la damisela comprando para poder decir que tiene un bolso de marca. Cosa que me parece una boba, pero en fin. Sin embargo,  ¿qué tal cuando te estás jugando la vida? Pues es que los masters de la piratería nos dejan helados. Los mismísimos chinos y bueno, en México no nos quedamos atrás.

Pues qué le cuento que justo hace casi un año, en noviembre de 2009 se realizó una redadad en Hunan, a un mono tallercito subterráneo donde fabricaban condones. Usaban látex de -literal- calidad rompe y rasga, los lubricaban con aceites vegetales, por obviedad con nula higiene ni esterilización y luego los colocaban ‘bellamente’ en empaques i-dén-ticos a los de las marcas líderes en el mundo. Hasta les ponían su fechita de caducidad y burburjita de protección. Y bueno, aunque esos fueron incautados, nunca supieron donde quedaron los miles y miles de condones que antes fabricaron. Por lógica se cree que están en tiendas y farmacias donde los dueños dijeron ‘No pos hay que ahorrar en esta crisis’ y por supuesto en máquinas dispensadoras en bares, antros, moteles y algunas sex shops. México es uno de los países donde se estima que pudieron dirigirse gran número de lotes. Se recomienda no comprar condones salvo en cadenas de supermercados y farmacias que -queremos pensar- no se jugarían su nombre en la compra de estos productos. Pero uno nunca sabe. Es obvio que esos condones no sirven para un bledo. Y no crean que sólo si se los venden más baratos quiere decir que son falsificaciones, ya que ustedes no son los que van a comprarlos baratos sino toda la red anterior de distribución, ellos son los que se ahorraron sus buenos morlacos. Por favor tengan cuidado. Ya que ponerse una bolsa de la comer amarrada con una liga y uno de esos condones que aparentemente son ‘buenos’ es lo mismo. Evítense dolores de cabeza y funerales.

Nomás chequen ESTA NOTA

Share Button