Lo que la mayoría de las mujeres teme de este método es que se les salga de la nada y que cuando se den cuenta ya tengan a la cigüeña agobiándoles la puerta. En lo personal no lo he usado pero he sabido de muchos casos buenos y de algunas mujeres a las que no les encantó, como todo y todos los métodos.

La colocación correcta es la clave. Deben sentarse con las piernas separadas o pararse con una pierna elevada, oprimir las orillas externas del anillo haciendo un óvalo y empujarlo con suavidad en la vagina. Pueden darse cuenta de que lo colocaron bien ya que no deben sentirlo una vez adentro ni debe causarles ninguna molestia, de esa forma el anillo garantiza hasta un 99.7 por ciento de efectividad. Si éste se saliera –lo cual no es común, según los fabricantes- pueden lavarlo con agua tibia y recolocarlo o usar uno nuevo. Esto lo antes posible. Si pasara más de tres horas (sólo tres, ups) sin el anillo, ese mes deberán usar otro método de refuerzo como el condón. El diafragma no se recomienda como respaldo. Lo pueden conseguir en cualquier farmacia sin prescripción y el precio de Nuvaring es de entre 180 y 200 pesos dependiendo de donde lo compren. He informado, les mando besos, me voy.

Fuente: Entrevista al Dr. Roberto Silvestri. Ginecólogo y Biólogo de la Reproducción. Organon México.

Share Button