La Diabetes Gestacional es aquella que sólo se manifiesta durante el embarazo, a partir de la semana 20 y desaparece cuando nace el bebé. “Esta condición se ha relacionado con un aumento en la producción de varias hormonas de la placenta, las que pueden afectar la fabricación pancreática de insulina; o bien, bloquear la acción de ésta propiciando la elevación de los niveles de glucosa en la sangre”, explica la Eliana Cejudo Carranza, médico cirujano internista
Lo más importante es abordar y controlar esta condición de inmediato ya que, en caso contrario, habrá graves consecuencias para la salud de la madre y del bebé. Por estemotivo, “las futuras madres deberán tener revisiones médicas constantes, llevar una dieta saludable, hacer ejercicio y vigilar frecuentemente sus niveles de glucosa (azúcar) en sangre con un glucómetro portátil, que no necesite codificación manual”, recomendó la especialista.

Debido a que existe un alto riesgo de que estas mujeres, que han tenido Diabetes Gestacional, presenten nuevamente esta condición en su siguiente embarazo (a las seis semanas posteriores al parto), es vital que se realicen una prueba llamada Curva de Tolerancia a la Glucosa de Reclasificación, para conocer si su estado metabólico se ha normalizado y prevenir dificultades posteriores, afirmó la también coautora del libro Complicaciones Médicas en el Embarazo.

Indicó que los casos de Diabetes Gestacional han crecido en la última década debido a los altos índices de sobrepeso y obesidad, llegando a afectar al 7 por ciento de mexicanas en estado de gravidez, proceso en el que puede presentar un aumento en la presión arterial (preeclampsia) acompañada de retención de líquidos, infecciones urinarias y desnutrición por exceso de grasas ácidas en sangre, padecimientos que en ocasiones conducen a interrupción del embarazo o a desarrollar Diabetes tipo 2 hasta en 60 por ciento de los casos.

Alertó que los altos niveles de azúcar en la sangre (hiperglucemia) de la madre también impactan al futuro bebé. Por ejemplo, contribuyen al nacimiento de niños prematuros, con peso mayor a cuatro kilos (macrosómicos), presencia de inmadurez pulmonar o del hígado. Además, los niños de madres que tuvieron Diabetes Gestacional, a largo plazo tienen mayor predisposición a convertirse en niños obesos y diabéticos en la edad joven o adulta.

Si bien hay factores de riesgo que pueden contribuir con su aparición, entre ellos la obesidad, ser mayor de 25 años, tener antecedentes de Diabetes en familiares directos, Diabetes Gestacional previa, bebés grandes, ovarios poliquísticos o ser de origen hispano-latinoamericano,
Una vez confirmado el diagnóstico, de acuerdo con los nuevos criterios emitidos por
la International Association of Diabetes and Pregnancy Study Groups[1], “el tratamiento de esta condición clínica consiste en llevar un estilo de vida saludable incrementando el consumo de frutas, vegetales y fibra, realizar actividad física, aplicarse la insulina indicada por su médico y medirse la glucosa varias veces al día”.

Para facilitar esta labor y tener mayor apego a la medición y control, los nuevos glucómetros libres de calibración, como ContourTS de Bayer HealthCare – Diabetes Care, brindan una rápida medición y fácil lectura, y sólo requieren de una mínima gota de sangre, brindando así resultados con 96 por ciento de exactitud en sólo ocho segundos.

Share Button