Miren lo que puede causar un mal hábito. En este caso con condones. Al grado de movilizar a una ciudad para destapar coladeras. Resulta que en los recientemente celebrados Commonwealth Games (un evento de varias disciplinas deportivas en el que participan países de la Mancomunidad Británica de Naciones), que se dio en la India en octubre, se creó un verdadero caos en las cañerías. Se repartieron -como medida preventiva del ambiente festivo-cerca de ocho mil condones y poco más de la mitad fueron utilizados en ¡la primera semana! La cosa -independientemente de celebrar que hubo contactos sexuales seguros- es que como puerca o ignorantemente la mayoría los tiraba a los escusados, pues santo tapón que se hizo en la tuberías de la Villa Olímpica. Y hubo que darle su debida reparación. Lo mismo sucedió en la Villa Panamericana en Los Juegos Centroamericanos y del Caribe Mayagüez 2010

Mensaje simple: señores, úsenlos sí, gusto y placer saberlo (tranquilidad que brindan al mundo) pero, átenlos, o sea háganles un nudo para que el semen ahí depositado no se riegue, y tírenlos al basurero. Punto. Ya los que no quieren que se ‘noten’ en su basura (que ninguna vergüenza -por el contrario- les merece), envuélvanlos en un poco de papel de baño y al basurero.  Porque además de que afectan el drenaje, éstos llegan a ser ingeridos por aves y otros animales cuando por el cause del desagüe toman vía a ríos, mares, lagos, etc. los cuales pueden morir ahogados o por complicaciones intestinales por el látex. Por favor, seamos más ecológicos con el placer. Al escusado no, ¿vale?

Share Button