La primera vez que vi una película en tercera dimensión tenía como nueve años, fue ‘Tiburón 3’. En un cine en Satélite, pasaron 22 años para que viera de nuevo -con la aplicación de la tecnología digital- de nuevo esas imágenes superpuestas, hiperrealistas y tan cercanas que casi podía olerlas. Claro, se trató de Avatar. Y bueno con la próxima llegada de la televisión en 3D, los filmes que se planean y muchos otros que están tanto en post producción como próximos a estrenarse que utilizan dicha herramienta, el porno, no podía quedarse atrás.

En España desde hace casi tres años se ha estado realizando X1, la primera película porno europea. Será un sueño para todos esos asiduos a las escenas de sexo explícito. Ahora sí que ‘la van a ver’ completita (perdón por el francés). Toda una serie de dinámicas orales, penetrativas y demás podrán ser vistas más cerca que nunca. El ojo humano realmente se confundirá.La trama es futurista e integra toda una serie de elementos no solo de la imaginería sino de la realidad pero con ese toque reloaded que todos suponemos que conllevará el futuro. La historia se basa en un paratejo que recrea fantasías sexuales.

Magenta Producciones y el director Pol Milander planean estrenarla en Madrid y supongo que comienzan una era específica para el cine para adultos ya que la demanda con seguridad, al menos de inicio promovida por la curiosidad, obligará a muchas otras casas productoras a implementar la tecnología.

Aquí el trailer, sinopsis y demás. Parece que juntaron a las estrellas del porno español más amadas (mismas que honestamente desconozco) y, comentan en el sitio, que además, “La película incorpora también escenas de cómic con estética manga y hentai realizadas por el Ilustrador Daniel Casas”. Si ustedes aman el porno, creo que no se la pueden perder.

Nota aparte, que me parece buen momento citar. También en el porno debe haber ética y responsabilidad sin dejar de cumplir con su objetivo. Basada en diversos autores, aquí les pego mi opinión al respecto.

Porno responsable y de calidad para ti y tus hijos

Colabora con una mejor cultura del porno. No fomentes la producción de pornografía infantil, con animales de los cuales se abusa, mucho menos con aquellos donde la violencia, la sangre y el maltrato son ingredientes. ¿Cómo? No los veas ni envíes a tus amigos. Aunque no seas asiduo a prácticas pedfílicas o zoofílicas, al abrirlos en tu pantalla o reenviarlos, generas demanda y por lo tanto promueves  la explotación.

Por un porno ético

Toda imagen erótica o sexualmente explícita NO debe:

1. Provocar experiencias destructivas (físicas o emocionales) para sí mismo o para la pareja.

2. Jamás debe integrar en una actividad sexual a una persona vulnerable: a un menor de edad o infante, una persona con discapacidad mental, o bajo efectos de drogas o alcohol, inconciente o en coma, así como personas muertas, o animales.

Debe:

Promover el desarrollo de toda persona hacia una vivencia de la sexualidad libre de conflicto, angustia o dependencias y debe posibilitar el derecho al erotismo, la excitación y el acceso al placer sexual.

Share Button