En algunas experiencias muy placenteras y donde el orgasmo es expansivo y profundo, más comúnmente experimentado por mujeres, es posible caer por segundos en estados de pérdida de conciencia y desvanecimiento como parte del éxtasis. Lo han denominado petit mort (pequeña muerte).Un pequeño estado de coma.

El estudio ‘Regional cerebral blood flow changes associated with clitorally induced orgasm in healthy women’ (2006) de la Universidad de Groningen donde utilizaron un tomógrafo de emisión de positrones, expone que hay una disminución del flujo sanguíneo en la corteza orbitofrontal lateral izquierda durante el orgasmo femenino, lo cual -aunado a la dopamina- puede generar este efecto momentáneo. Una especie de estado de coma de segundos. De acuerdo al sexólogo y maestro taoísta Jerónimo García, hay reportes de mujeres que bajo prácticas sexuales del Tao han perdido la conciencia por lapsos extensos tras la experimentación de nueve orgasmos y por ende un ‘viaje’ a lo que ellos denominan ‘el cielo anterior’.

Sin embargo, un estado comatoso por lo regular implica una severa pérdida de conciencia producto de lesiones estructurales del sistema nervioso central o bien el resultante de un fallo tóxico o metabólico que no pueden ser provocados  llanamente por un orgasmo por intenso que sea.

Aquí un video muy erótico, al respecto.

Share Button