Algunas investigaciones llaman así -Punto U- al área entre el clítoris y la vagina, muy cerca de la uretra (el orificio por donde las mujeres hacemos pipí). Se reconoce como una zona especial, que pocas veces se estimula o motiva de manera individual, es decir, se le da un roce o ‘de paso’ se medio toca en los juegos manuales u orales.

Hay mujeres realmente sensibles a este punto, que se recomienda masajear de manera circular y con mucha delicadeza, más de la que requiere el clítoris, ya que abusar del roce, puede provocar que la chava sienta irritación en la uretra. O sea, sobre estimulación, es una sensación como si la zona se pusiera tan caliente que pareciera quemarse. Puede ser placentero o no, por eso hay que probar comenzando con mucho tiento.

Durante el sexo oral, a mayoría se centra únicamente en el clítoris y abertura vaginal, no obstante esta zona puede darles una nueva versión del cunnilingus. Eso, si no se recomienda tratar de meter la lengua a la uretra, sólo masajearla con la punta de la misma. Y en cuanto al masaje manual , debido a que es una partecita muy propensa a la infección (recuerden que todo nuestro aparato urinario es delicadísimo), se exige mucha más higiene de la normal, manos muy limpias. Y nuevamente, no traten de penetrar la uretra con los dedos. Resultaría incómodo y doloroso. Descubran hoy el punto U. Muchos especialistas lo reconocen como un ‘encaminador’ al orgasmo  ya que conecta con las terminales nerviosas del clítoris aunque de un modo más sutil. Ahí me cuentan. Por cierto, una sensación leve de ganas de orinar es normal, pero si se torna muy fuerte, es que necesitan bajarle a la intensidad.

Aquí el mapa, para que luego no digan ‘No sé dónde está la uretra’

Share Button