¡Albricias queridos sexonautas que odian la sensación de traer puesto el condón!
Para nadie es secreto que la trillada frase ‘no se siente igual’ tiene cierto grado de verdad. No sé, no tengo pene. Pero les creo. Es obvio, el látex con el que están fabricados la mayoría de los condones aísla el calor y –dependiendo de la marca- algunos se llegan a percibir como una especie de estorbo. Y miren niños y señores míos que la vida ya no está para jugar al ‘paso de la muerte’, o sea a tener un encuentro sexual sin condón, vilmente ‘a pelo’. Aludiendo a esta palabra, nunca olvidaré una serie de entrevistas que hice hace tiempo para un artículo sobre comunidad LGBTTI y me comentaron sobre las ‘fiestas a pelo’ cuya característica “chida-cool” es integrarse al sexo grupal sin condón. Nombre ¡quéeee cool! (babosos).
En fin, volviendo al tema. Bajo el asunto del ‘no siento’, hay hombres que en pleno acto comienzan a experimentar falta de erección dada la poca sensibilidad que perciben y creen necesitar retirarse el condón para no aguar la fiesta. Y bueno, nunca falta el digno de recibir zapes que ni siquiera avisa y –aprovechando el ojito entornado de la mujer- lo bota. Ok, les creemos y comprendemos que es posible que no sientan lo mismo. El cerebro tarda micras de segundo en traducir un estímulo en la zona genital, no obstante lo ‘lee’ con tal claridad que puede detectar diferencias y la respuesta sexual o sensitiva difiere. Pero hay solución. O, incluso si hasta la fecha responsablemente (y les aplaudo) nunca han tenido contacto sexual sin condón, ya pueden tener por primera vez la experiencia sensitiva prácticamente igual a no traerlo puesto.
Ya habíamos platicado sobre SICO Thermaxx en un post cuando discutimos sobre la alergia al látex y sexo anal más seguro. Bueno, pues no conformes, han creado uno nuevo: SICO Thermaxx Skin 0.02. Se lanzó en nuestro país recientemente.
Este bonito amigo, continúa siendo de poliuretano, por lo tanto conduce el calor (sienten claramente la temperatura corporal de su pareja) es compatible con casi todo tipo de lubricante, es doblemente resistente y, lo mejor, ¿Saben qué grosor tiene ahora? Como su nombre lo indica, ¡0.025 mm! O sea, prácticamente no existe, pero ahí está para dotarlos de una sensación igual a no usar nada, por supuesto sin la angustia de hacerle su panza a la incauta o pescar alguna ETS, VPH o VIH. Cualquier otro condón tiene en promedio 0.050 a 0.065 mm.

Y ahí voy yo a corroborar dicha información. Teníamos cuatro años sin usar un condón desde que me mudé con el Sr. Elsy y –pruebas médicas en mano- decidimos dejar el preservativo. Colocámoslo correctamente y ¡a probarlo! Yo no sentí diferencia y él dijo ‘¿Segura que todavía lo traigo?’. Es decir, juraba que se había roto porque no lo sentía y el calor del cuerpo era claro. Así de real. El condón ahí seguía. Otro factor que él me contó fue que el Thermaxx Skin ajusta más, aunque se estira menos que uno de látex, es como menos flexible y eso precisamente permite que sea menos notorio. Trato de explicarlo como el Sr. Elsy lo describió. Concretamente, percibió la experiencia muy distinta a lo que él recordaba sobre usar ‘gorro’. Y muy buena, definitivamente. ‘¿Por qué no hacían estas cosas en mis tiempos de calenturil adolescencia?’, se le escapó. Bueno, no fue en mi año.
Lo disfrutamos. Fue una experiencia bastante hilarante, recordé mis épocas en que con mano temblorosa me ofrecía a colocar el condón (con tal de quedarme tranquila, o luego me llegaban dudas ‘¿Y si este menso no se lo puso bien?’).

Ya no hay pretexto. Porque también conozco mujeres que los instan a no usarlos porque se dicen o alérgicas o incómodas ante la sensación ‘plasticosa’. Este es hipoalergénico y no se siente. Invéntense otra como ‘quiero embarazarme y que me mantengas’. Más honesto.
Prueben y cuéntenme. Penes libres y seguros garantizados. Luego les cuento más.

Más info en www.sico.com.mx

Share Button