A últimas fechas, numerosos estudios sobre todo europeos afirman que los hombres han ido perdiendo poco a poco calidad en su esperma. Hace algunos años se hablaba de los pantalones ajustados y las muchas horas que pasans sentados como motivo indirecto, puesto que el “calentamiento escrotal” producido por las mencionadas actividades sería el verdadero factor determinante.

Luego vino el asunto del uso de teléfonos celulares y se pregonaba que el hecho de tener el aparto tan próximo a la fábrica del esperma podía ser causa del deterioro en la capacidad reproductiva de los varones.
Ahora se enfocan al cambio climático debido al calentamiento global.

Todas estas explicaciones, realmente están sustentadas en el hecho de que el aumento de la temperatura de los testículos deteriora el esperma que necesita una temperatura inferior a la de resto del organismo para vivir de forma óptima, no es casualidad que los testículos se encuentren en la parte externa del cuerpo y no en el interior como ocurre en el caso de los ovarios. Y las mismísimas balls están sufriendo debido a las altas temperaturas que muchos sitios del Orbe están experimentando a últimas fechas. ¿Será? ¿Qué opinan?

Share Button