Muchas de ustedes siempre me preguntan qué estudios deben hacerse para que su changarro funcione a la perfección, aquí los estudios que deben aplicarse según su edad, también insten a sus madres, tías, abuelas, etc. a que se hagan chequeos. Yo ya me traigo frita a mi mamá pero es que de verdad, las madres tienen muy poca conciencia de la importancia de los análisis y estudios. Luego vienen las desgracias.

De acuerdo con la Gineco-obstetra Angélica Illescas, quien lleva la Dirección Médica de Laboratorio Médico Polanco, en la actualidad la medicina se está inclinando hacia la prevención más que a la curación, ya que está comprobado que la medicina preventiva genera menores gastos para el paciente e incluso para el país, pues su principal objetivo es disminuir la posibilidad de padecer una enfermedad.

Asimismo, asegura que gracias a los avances tecnológicos y de la ciencia, hoy es factible reducir los riesgos de enfermedad característicos de cada una de las etapas de la vida de la mujer; esto siempre y cuando se realicen los estudios correctos en el tiempo adecuado. Más vale prevenir que lamentar

20 años. Biometría Hemática, Química Sanguínea, Examen General de Orina, Colposcopía, Papanicolaou (aunque no haya iniciado vida sexual, se ha encontrado VPH en chicas núbiles), Ultrasonido Pélvico y perfil hormonal. Debes estar muy alerta de cualquier alteración en la menstruación, mamas o genitales.

30 años. Ultrasonido Mamario, Ultrasonido Pélvico, Papanicolaou, Colposcopía, Biometría Hemática, Química sanguínea de 27 elementos y Examen General de Orina. Esta es la etapa ideal para comenzar con la prevención de las enfermedades degenerativas, por ello es indispensable realizar una química  sanguínea de 27 elementos para verificar la función del hígado y de riñones, los niveles de triglicéridos y colesterol, así como de las enfermedades transmitidas sexualmente.

En el caso de la maternidad hay que seguir el consejo de un embarazo de 12 meses cuyo objetivo es evaluar durante tres meses la salud de la pareja antes de la gestación y preparar a la madre para que el futuro bebé tenga todo lo necesario para su óptimo desarrollo.

40 años. Mastografía, Papanicolaou, Colposcopía, Biometría Hemática, Química sanguínea de 27 elementos y Examen General de Orina. Durante estos años debes estar muy alerta para evitar los riesgos de padecer cáncer en cualquiera de sus formas. Recuerda que el cáncer cervicouterino es el segundo más frecuente en nuestro país, por ello es indispensable que te realices el Papanicolaou cada año. Al principio de esta etapa es el momento óptimo para comenzar a realizarte de forma anual la mastografía (radiografía especial para descartar los inicios de cáncer de mama).

50 años. Biometría Hemática, Química sanguínea de 27 elementos y Examen General de Orina, Mastografía, Colposcopía, Papanicolaou, Ultrasonido Pélvico y Perfil Hormonal. Esta etapa se caracteriza por la disminución del metabolismo y por ende, de la cantidad de hormonas. Ambas situaciones predisponen a la osteoporosis, la elevación de lípidos (grasas) y aceleración del endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis). Por ello son indispensables la densitometría ósea y la química sanguínea periódica. La densmitometría ósea también es útil para saber cómo fija el organismo el calcio en los huesos y el grado de resistencia de los mismos.

60 años en adelante. Biometría Hemática, Química sanguínea de 27 elementos, Examen General de Orina, placa de tórax y electrocardiograma. Es sumamente importante monitorear los niveles de azúcar en la sangre para evitar problemas a futuro, por ello es necesario medirla cada seis meses.

Además de las pruebas de laboratorio para conocer cómo funciona el páncreas es necesario tomar una radiografía para monitorear los pulmones y un electrocardiograma.

Share Button