Miren nada más. Esta cosa promete librarnos de hacer pipí acuclilladas, de aguilita o haciendo toda una serie de malavares para no poner nuestro hermoso trasero en esos inodoros (que de inodoro no tienen nada) puercos, salpicados de los orines de quién sabe quién o de tener que apretar las piernas y rezarle a todos los santos en esos lugares a campo abierto donde no hay un baño. Dejaremos de ver con envidia a los hombres que solo tienen que buscar una esquinita para poder desalojar ‘el miedo’.

GoGirl se usa así: uno se baja cómodamente los chones, bragas o como les llamen y pone el GoGirl contra el cuerpo, a lo largo de la vulva donde queda sellada, y voilá, hace pipí. Es flexible, hecho de silicona y se puede guardar en la bolsa para cualquier emergencia. ¿Qué tal? ¿Lo usarían? A mí me qutaría muchas pesadillas de encima. Ah! Y tiene un protector contra salpicaduras.

Chequen

Share Button