La himenoplastia es la reconstrucción quirúrgica del himen a las que algunas mujeres se someten para pasar por “vírgenes” y llegan a pagar grandes sumas de dinero por cada intervención.

El himen es una fina y frágil lámina de tejido que durante el desarrollo fetal tapa la entrada vaginal y que, generalmente, se abre parcialmente antes del nacimiento y repito, aunque algunas nacen sin él. En el caso de que aún exista, su tamaño y forma son variables: anular, biperforado, semilunar, en herradura y otros. El himen sólo dará problemas en el caso de que esté totalmente cerrado, impidiendo que la menstruación o regla fluya al exterior, o si es tan rígido que dificulta la penetración. En ambos casos, una pequeña intervención quirúrgica solucionará el inconveniente.

Se desconoce su función y algunos científicos sugieren que podría servir de barrera contra infecciones durante la niñez, hasta que, durante la adolescencia, con el vello púbico y obvio, se autoprotege con la flora bacteriana. Entonces ¿como para qué una himenoplastia? Opinen

Share Button