Acabo de ver un arcoiris, um de esas cosas lindas que mejoran un día donde la lluvia me ha hecho pasar, sumándolas, cuatro horas y media en el tráfico. De un traslado a otro más o menos. En fin. Espero que ustedes mis queridos chilangos que nos visitan también les haya tocado verlo. Digo, unas por otras porque supongo que con tanta lluvia, árboles que cayeron, inundaciones y bueno hasta a la bandera de San Jerónimo le tocó, su día también ha sido un poco una maraña.

Bueno ahora sí nos vamos con un asunto de la señora vagina y su compañero de fiesta. Hablemos de esos días precisos en que la señora vagina se encuentra menstruando. Algunas mujeres comentan que cuando tienen relaciones sexuales durante estos días, casi siempre terminan con una infección. Dado eso, hay cierto mito de que la sangre menstrual es ‘sucia’ y provoca infecciones. Y bueno, realmente lo que sucede es que como saben cuando menstrúan se debe a que su endometrio, esa capa interna, el nido que se va formando para recibir a un bebé, al no haber embarazo, se descama. Realmente la sangre es la salida de esa descamación. Algunos ginecólogos  comparan la zona como una herida abierta. Y claro, no es una herida porque no implica una lesión o un daño interno pero sí hay todo un tejido expuesto. De ese modo, si tienen relaciones con un chamacuelo que tenga algún hongo, virus, etc. se hacen más proclives a infectarse si no usan condón. Por otro lado, si ustedes traían algún desequilibrio en la flora vaginal, es decir ya andaban como que iba a dar una infección, al tener contacto sexual puede desencadenarse más fácilmente. No es que la sangre por sí misma produzca infecciones, no es tóxica. De hecho la mayoría de los hombres no sufren ningún daño al tener sexo con una mujer menstruante. Esas ideas muchas veces han sido heredadas en algunos contextos culturales, casi siempre religiosos, en que la mujer que sangra es vista como impura y por lo tanto no se le debe tocar en esos días. Pero entre que son peras o manzanas, lo mejor es utilizar protección si son de las parejas que deciden no cerrar el changarro en dicho momento del ciclo para evitarse esa comezón o incluso irritación tras el coito.

Por otro lado hay hombres que reportan irritación en el pene tras el sexo con su mujer en plenos días. En ocasiones, la sangre menstrual puede ser ácida e irritar la piel no sólo el hombre sino de la mujer, hay quienes tienen que usar algunos remedios tópicos porque su propia menstruación les irrita. Hay que consultar eso siempre con el ginecólogo y si la cosa es de él, pues evitar el contacto durante el sangrado.

¿Estamos? Hagamos un pequeña encuesta ¿Quién odia, ama o le da igual tener sexo en los días menstruales?

Share Button