Me enoja cuando una chava me escribe que su hombre, novio o lo que sea, de plano se niega a involucrarse con el método anticonceptivo que a los DOS, los tendrá tranquilos de un embarazo no deseado. No entiendo, la vida sexual no es nada más de ella. No debería ni siquiera ser necesario pedirle al incauto que te acompañe al ginecólogo y que compartan los gastos. Es responsabilidad de ambos. Encuestas realizadas por la organización Family Health International, comprobaron que cuando un hombre se interesa en el método anticonceptivo que usa su mujer, ayuda a evitarle olvidos en cuanto a la toma,  comprende mejor el compromiso que implica y se genera un ambiente de comunicación y responsabilidad mutua. Y eso aplica en hombres de todas las edades.El que ellos no sean los que tienen que ponerse el parche o la varilla o tomarse las pastillas o inyectarse, no implica que no sea un proceso de pareja, que se comparte y que correspone a ambos.

Un tipo que de plano te dice ‘Pos ahi ve tú qué te tomas’ y no más, o sale con ‘Pos es que yo de eso ni sé’, (pues ¡te informas papacito que bien que andas puesto para el revolcón y luego no salgas con ‘No manches, ¿por qué te embarazaste?’), te da una visión sobre qué tanto puedes apoyarte en él, ¿no creen? ¿Merece que compartan con él algo tan esencial como su sexualidad si no son ni para responsabilizarse de lo básico?

Share Button