Durante el Festival de Rock y Ruedas Avándaro realizado el 11 y 12 de septiembre de 1971 en un paraje de Valle de Bravo, Estado de México, una mujer mostró los pechos ante los 300 000 asistentes y se convirtió en un símbolo de rebeldía e identificación con el movimiento ideológico hippie de la época.

Fue más tarde inspiración de una canción del mismo nombre, del grupo El Tri (entonces Three Souls In My Mind), quienes se presentaron en dicho festival. En una entrevista apócrifa publicada en la revista Piedra Rodante se narró que se trató de una regiomontana llamada Alma Rosa González. Se expandió por diversos medios que en dicho evento además hubo grandes cantidades de alcohol, drogas y todo tipo de prácticas sexuales. El país entero se escandalizó y hubo un enorme rechazo de sectores influyentes de la sociedad mexicana, llegando a las autoridades gubernamentales quienes reprimieron posteriormente la actividad llevándola casi a la clandestinidad. Se afirma que esto provocó un daño irreparable al este género musical, dando lugar a lo que los mismos rockeros llaman “El Hoyo Negro del Rock en Mexico”.

Revolución sexual pura, con sus consecuencias… Si hoy sucediera. ya le hubiean hablado para posar en la H y sería toda una celebridad.

Share Button