Prueben y comprueben, gran postura con muchos beneficios para ambos. Particularmente, fomenta romanticismo y contacto profundo tanto emocional como físico. Lo más recomendable es hacerla en la cama o una superficie acolchada porque las rodillas de él pueden quedar un poco cascareadas. Ella debe buscar columpiarse, sostenida más por la fuerza de su cadera que por el impacto en las rodillas. Recuerden administrar energías y bueno, ya tienen tarea para estos días.

Share Button