El látex natural o hule, con el cual se fabrican los condones tradicionales, es el extracto lechoso de algunos vegetales mientras que el poliuretano es sintético; un polímero. También se fabrican de tejidos naturales y resina sintética. Los preservativos de poliuretano son una gran opción cuando se es alérgico al látex. Puedes saber si tienes alguna reacción desfavorable ya que se produce una dermatitis, irritación, comezón y enrojecimiento en la zona genital tras su uso. Los de poliuretano son cien por ciento hipoalergénicos, son treinta por ciento más delgados y cincuenta por ciento más resistentes que sus ‘hermanos de hule’. Conducen mejor el calor, por lo que ofrecen mayor sensibilidad. Además, son compatibles a cualquier sustancia lubricante ya sea con base de agua, silicona, aceite o petrolatos mientras que el látex sí se degrada con cualquier sustancia grasa; igualmente con la luz ultravioleta, el calor, la humedad y el ozono. Como preventivos de contagio de ETS y embarazos, los de látex ofrecen entre un 87 y un 98 por ciento de eficacia y los de poliuretano ofrecen el 98 por ciento. Sin embargo, el condón más distribuido y utilizado en todo el mundo es el que está elaborado de látex. Pueden encontrar Sico Thermaxx hecho de poliuretano.

Share Button