Este asunto que suena casi loco, es  una técnica de origen milanés que consiste en separar a los espermatozoides potencialmente fértiles –los que tienen mayor motilidad- del líquido seminal. El semen se diluye en una solución química a base de suplementos proteicos y antibióticos, posteriormente se centrifuga. En el lavado de esperma Premium, se utiliza centrifugación de densidad con gradiente, lo que permite diferentes concentraciones de aislado. Cualquier residuo, célula sin motilidad o de baja calidad permanece en las capas superiores.

Sólo los espermatozoides móviles logran pasar a la capa inferior y se concentran. De ese modo, se obtienen los mejores para realizar inseminaciones artificiales y fertilizaciones in vitro, permitiendo procrear a hombres con problemas de fertilidad o seropositivos al VIH con parejas serodiscordantes (cuando ella no está infectada).

Como paréntesis, la diferencia entre una inseminación artificial y una fertilización in vitro . La primera consiste en depositar espermatozoides por medio de instrumentos directamente en la vagina y la segunda,  en colocar en el laboratorio una cantidad de 80 a 100 mil espermatozoides a una serie de óvulos que fueron extraídos de la mujer y permitir que el proceso de selección del óvulo elija al más adecuado tal cual sucede de manera natural en las trompas de falopio. Si el conteo de esperma de la pareja llegara a ser bajo se inyecta directamente el espermatozoide al óvulo. Sólo en esos casos. Una vez que se da la concepción fuera de la vagina, o sea en un contenedor, con una cánula especial se trasladan al endometrio de la mujer.

Pero regresando al tema original, en el caso del lavado para VIH, a la fecha no hay reportes de transmisión vertical, de la madre al hijo ni de mujeres que hayan resultado infectadas tras la inseminación, sin embargo de acuerdo con la OMS en Evaluación de Tecnología Médica, no se puede garantizar al 100% que una vez eliminado el líquido seminal –donde se cree que está la mayor carga viral- la célula espermática no contenga el virus. ¿Qué tal? Interesante, ¿no?

Share Button