La mayoría de los sexólogos puntualizan que la satisfacción sexual depende enormemente del momento del día en que se elige tener sexo. Sí, puede sonar a bobada pero la efectividad de un encuentro está muy sujeta a la hora que marca nuestro reloj biológico, nuestro biorritmo además de las hormonas.  De acuerdo con un estudio del alemán Peter Platz, estos son nuestros horarios.

6 a 8 am
Ellos- Su deseo es elevado, la testosterona muy activa. la mayoría alcanzan su pico o mayor nivel.
Nosotras- Aún tenemos la melatonina (la hormona del sueño) muy elevada, y la temperatura corporal es baja. Cuesta más trabajo lograr una excitación correcta y una sensación de deseo.

8 a 10 am.

Ellos- Ya bajaron su nivel hormonal y casi siempre enfocan su mente al trabajo y/o actividades pendientes de su día.
Nosotras- Nos encontramos más listas para el sexo. Los niveles de endorfina en la sangre alcanzan los niveles más altos por lo que somos más fácilmente excitables.

10am a 12 pm
Ellos- Relajados y dispuestos.
Nosotras- Tenemos muy afilado el sentido del gusto y los receptores del mismo. Durante este horario el científico supone que estamos más que dispuestas para el sexo oral.

12 a 14 pm
Ellos- Se sienten activos, pudieran estar dispuestos a un encuentro
Nosotras- En ese lapso nos cuesta trabajo relajarnos y centrarnos en el sexo.

14 a 16 pm
Ellos- Hacia las cuatro de la tarde producen el semen de mayor calidad.
Nosotras- Nuestro sistema reproductivo está más que listo para la concepción. Y eso promueve mayor excitación.

16 a 18 pm
Ellos – Están a esta hora listos para la acción, aunque incapaces de participar en el sexo lento. Necesitan un rapidín de acuerdo a sus hormonas y su nivel de estrés.
Nosotras- Para esta hora somos menos capaces de activarnos sexualmente. Los hombres (más bromas del destino

18. a 20 pm
Ellos- Suelen ponerle menor atención al sexo en este horario, casi siempre necesitan descanso y comer.

Nosotras- Necesitamos reponer la falta de energía. Nuestras terminaciones nerviosas sensoriales en los oídos son finamente sintonizadas, nos inclinamos a escuchar (buen momento para que nos digan confesiones sexuales y románticas).

20 a 22 pm
Ellos- Dispuestos siempre y cuando se sientan descansados.
Nosotras- El mejor momento. Recobramos la energía y solemos estar hormonalmente más propensas a la iniciativa sexual.

22 pm a 0 am
Ellos- Hormonalmente se sienten libres de participar en el sexo lento, suave y pasivo.
Nosotras- Comenzamos a aumentar nuestros niveles de melatonina, para medianoche es dramáticamente alto por lo que la excitabilidad disminuye. Tendemos a sentirnos románticas y dispuestas al apapacho.

De las 0 a las 6 am
Nosotras estamos- Requerimos descanso. Sin embargo hay un pico hormonal. De hecho hay reportes que indican que muchas mujeres con dificultades para lograr el orgasmo, encuentran remedio en hacerlo durante la madrugada, cuando la relajación les permite que el climax fluya más fácilmente.
Ellos- La mala noticia es que ellos están profundamente dormidos y poco excitables.

Share Button