¿Cómo se masturban las mujeres? La incógnita ha llevado a varias universidades (ninguna mexicana) a investigarlo. Casi siempre se habla de el autoerotismo masculino, hay todo tipo de confesiones sobre si se ponen hasta la lata de aceite del auto para hacerlo. Pues aquí el resumen en el caso del femenino.

  • el 85% y el 93% del total de las mujeres; o entre el 91% y el 99% de las mujeres orgásmicas (y el 90% de las mujeres lo son).

Ojo: orgásmicas, ya hemos platicado que el 90% de las mujeres que padecen anorgasmia o dificultad para alcanzarlo, jamás se ha masturbado. Es la autoescuela.

  • Sólo una ínfima proporción de mujeres (2%) se masturba metiendo cosas en la vagina exclusivamente. Esa clase de estímulo vaginal resulta muy agradable, pero llega un punto en el que ya no da más de sí. Además, apenas un 40% de ese 2% de mujeres que lo hacen de este modo consiguen el orgasmo así

Digamos que es un enorme mito el que las mujeres generalmente introduzcamos algo a la vagina, como en la mayoría de las películas (ni pornos) se muestra.

  • La inmensa mayoría de las mujeres (98%) se masturban estimulando el clítoris de diversas maneras; a lo que una de cada cuatro (25%) puede añadir, siempre o de vez en cuando, la introducción de algo en la vagina (habitualmente uno o dos dedos, aunque también dildos o un vibrador) para ampliar las sensaciones placenteras. Está demostrado experimentalmente que la distensión ocasionada en la vagina por esos medios incrementa las reacciones del clítoris y amplifica sus sensaciones eróticas.
  • La mayoría de las mujeres suele gemir más cuando se masturba (dado que a solas se siente más libre) que cuando está con su pareja.

¿Será?

  • Las mujeres no suelen estimular el glande del clítoris directamente porque su roce continuado puede resultar molesto y doloroso. Algunas lo consiguen humedeciéndose los dedos con los fluidos vaginales, con saliva o con geles acuosos. Pero la mayoría suele estimular el glande del clítoris frotándolo con el prepucio interpuesto. Y lo hacen en uno de sus laterales, o por encima. A pesar de ello, también suelen precisas humedecer los dedos regularmente para que la fricción sea suave.
  • Aproximadamente tres de cada cuatro mujeres (25%) añaden un estímulo adicional a sus pezones.
  • Las mujeres suelen ser bastante rutinarias, en contra de lo que afirman algunos mitos. El 71% se mantiene fiel a “su” método durante toda la vida, y el resto experimenta variaciones, si bien suelen tener una forma principal de hacerlo.
  • La inmensa mayoría de las mujeres (73%) se masturban tendidas boca arriba y con las piernas abiertas. También pueden hacerlo en la bañera, incluso sentadas en el excusado, pero con las piernas abiertas. Un número más reducido de ellas prefieren hacerlo tumbadas boca abajo (10%), ya sea con las piernas abiertas o con ellas cerradas.
  • La razón de estas preferencias aún no se ha esclarecido. Quizás probaron una postura durante la infancia y como les sirvió insisten en ella. Otras lo hacen de pie. Ya sea bajo la ducha, o frente al espejo (a un 9% de mujeres les gusta añadir el estímulo de verse en acción delante del espejo).
  • Un 3% de mujeres que son capaces de estimular su clítoris simplemente contrayendo los muslos. Eso les permite hacerlo en cualquier lugar (incluso público) y en cualquier postura (acostada, sentada, de pie). Un 2% lo hacen exclusivamente con el chorro de la ducha. Y otro 2% lo hace con estímulos exclusivamente mentales (sin manos); son mujeres particularmente obsesivas que consiguen imágenes muy vívidas con sus fantasías y pueden estimularse con ellas.
  • Hay un 11% de mujeres que tiende a utilizar varios métodos de estimulación. A pesar de ello, en el 85% de los casos tienen como procedimiento básico, la masturbación manual del clítoris, tendidas boca arriba y con las piernas abiertas.

Interesante, ¿no creen?

Share Button