The Journal of Neuroscience publicó un estudio que muestra que las mujeres reconocemos el ‘sudor sexual masculino’. ¿Qué es eso?, explico, los investigadores tomaron muestras de sudor de hombres mientras veían documentales educativos y luego mientras veían videos eróticos. Pues sucede, que el olor no es el mismo. Pusieron a varias mujeres a oler dichas transpiraciones mientras sus cerebros fueron escaneados por un aparatejo llamado fMRI. Sus cerebros reaccionaron ante el olor del sudor que emanaron cuando estaban excitados. Su  córtex orbitofrontal (la zona cerebral encargada del olfato) y el giro fusiforme (responsable del reconocimiento de cara y cuerpo en una persona), sufrieron cambios, mismos que no se dieron cuando las pusieron a oler el sudor ‘neutral’ o cualquier otra sustancia.

Los autores especulan que la activación de la fusiforme puede ser producto de que las mujeres somos capaces de reconocer la excitación en nuestros queridos machos. Y claro, nos aprovechamos de eso, se hace a nivel inconciente pero ese ‘algo’ nos envía una advertencia y ya sea que nos alejemos cuando notamos que anda con la mecha prendida y no nos late entrar al campo, o bien, nos damos nuestra importancia porque sabemos que lo traemos babeando.

 

Share Button