Ah jijo, ¡qué facilidad para tergiversar la información. A veces hay que reexplicar las cosas.

Algunos recordarán que hace mucho, bueno, no tanto, escribí sobre el asunto de la masturbación excesiva y los malos hábitos relacionados con esta que pueden coadyuvar a la eyaculación precoz.

Lo que en esa ocasión expliqué, y reitero, es que si un hombre desde la adolescencia se acostumbra a masturbarse con el único propósito de eyacular y claro, con rapidez porque lo único que espera es esa sensación gratificante del orgasmo o porque comparte el cuarto o baño con sus hermanos y teme que lo cachen o porque su mamá anda por ahí y se presiona, pues con seguridad, cuando esté con una mujer y entonces sí quiera lucirse y tardarse tres cuartos de hora como todo un garañón, pues no lo va a lograr.

Esto, porque el cerebro ya está entrenado a responder, a que la respuesta eyaculatoria sea pronta. Éste no detecta ‘Ah, ok ahora estoy con una chava, así que esta vez sí debo tardarme en enviar la señal eyaculatoria’. No, no lo hace. Tampoco diferencia si es tu mano o la de ella o su vagina. Por otro lado, como igualmente les conté, para evitar eso es importantísimo mejorar la forma en la que se masturban. Es decir, es una práctica de autoconocimiento y autoerotización que a todos nos provee de sensaciones placenteras y reconocimiento de sensaciones, gustos, etc. Lo mejor es primeramente tomarse el tiempo para hacerlo. Con calma y no por ociosidad (porque hay quien nada más porque no tiene nada mejor que hacer, se masturba) ni tampoco con el fin único de terminar. La cosa no es así, por eso la masturbación está rodeada de tantos tabúes. Y el asunto del abuso de esta práctica -como también ya les he mencionado anteriormente- se relaciona con ansiedad, con la transferencia de emociones o sentimientos desequilibrados, estrés, etc. al contacto con sus genitales. Nadie niega que el estrés baja un poco después, pero si cada que están de ociosos, nerviosos o como sea, se masturban ¿qué creen que sucederá? De verdad me he encontrado con hombres que dicen masturbarse ¡cinco veces al día! Esto no es sano. Y no por esas ideas babosas de que se les va a acabar la reserva de semen o que ya no van a crecer o que les van a salir pelos en la mano. El abusar siempre estará relacionado con la ansiedad y hasta la depresión.

Pero bueno, a lo que me refería al principio de este post sobre la tergiversación de información, se debe a que ahora recibo mails de chamacos que me dicen que si es mejor de plano entonces no masturbarse. O que incluso ya han dejado de masturbarse para corregir su problema de EP … Ay, niños… ¡Nadie dijo no te masturbes! No extremen las cosas. Sólo háganlo de manera correcta. Según muchos especialistas, ni siquiera deberíamos ir por la vida contando las masturbaciones y especificándoles en ‘cantidad buena’ o ‘cantidad mala’. Es obvio que sobre todo en la pubertad tanto hombres como mujeres lo hagan más veces que cuando ya eres adulto, por eso no podemos decir ‘Una vez a la semana está bien’, porque eso sólo va a provocar más ansiedad, los chavos van a estar rogando que ya sea el jueves o el lunes (día que ‘les toca’). No se trata de qué día me toca, es algo que debe surgir ¡pero tampoco tres veces al día!

Ya saben que hay ejercicios para ayudar a corregir el problema, incluso tratamientos. Este mes en Conozca Más, escribí una columna sobre eso. Búsquenla y si les queda alguna duda, por favor avísenme y más adelante se los posteo. ¿Vale?

Share Button