Sí, esto es posible. A muchas les ha sucedido, se debe a la fricción que ambas entrepiernas ejercen, masajeando el clítoris. En lo personal no me ha sucedido, no soy muy afecta a las bicicletas (de niña fue un vía crucis aprender a andar en una) pero sinceramente me pasó algo muy parecido en una caminadora del gimnasio cuando estaba en la universidad. Fue una experiencia divertidísima. Es accidental, ahora no vayan a pasar el día trepadas en la bici o en una caminadora para ver si sucede. O bueno, inténtenlo, hay quienes sentadas y con sólo mover las piernas y en plena oficina, lo logran. Cuestión de cada quién.

Share Button