De acuerdo con el  libro ‘Los orígenes y la celebración del Día Internacional de la Mujer 1910-1945’ (1999) de Ana Isabel Álvarez, investigadora de la Universidad de Oviedo, en un inicio se festejaba en fechas diferentes en cada país pero no fue hasta 1914, que se celebró el 8 de marzo a petición de las mujeres socialistas. Según sus estudios, no se debe a un hecho particular sino al cúmulo de diversos movimientos feministas socialistas.

Fue propuesto por primera vez por Clara Zetkin, una representante de la Conferencia de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague en 1910. Además del derecho a voto y a ocupar cargos públicos, demandaban el derecho a trabajar, a la enseñanza vocacional y el fin de la discriminación en el trabajo.

Sin embargo, por años la historiografía ha vinculado erróneamente la conmemoración del 8 de marzo con el incendio ocurrido el día citado  de 1908 en una fábrica textil de Nueva York, provocado por el propio empresario ante las obreras declaradas en huelga y encerradas en el inmueble. Y donde, se contó, todas murieron al no poder escapar del fuego. Pero, esta teoría se ha desmentido ya que ese día fue domingo, improbable para una manifestación de trabajadoras. 

Share Button