En la universidad de Texas se han preguntado qué empuja a los seres humanos a tener relaciones sexuales. No, no hablamos de complicados procesos bioquímicos y hormonales, ni de los cambios súbitos que experimenta nuestro sistema cardiovascular cuando nos entran ganas que nos coma el tigre. No, lo que ha investigado la universidad tejana son motivaciones más prosaicas y de todo tipo: físicas, morales, psicológicas o circunstanciales.

Los responsables del estudio, Cindy Meston y David Buss, ambos profesores del departamento de Psicología, han entrevistado e interrogado a 1.549 personas sobre sus razones para mantener relaciones sexuales, incluyendo factores tan tópicos o determinantes como el deseo físico, la resolución de un conflicto de estrés o la búsqueda de nuevas experiencias vitales. Lo de toda la vida. Todas las respuestas fueron agrupadas en un total de 237 razones o motivos para mantener relaciones sexuales. No es plan detallar la lista completa, pero aquí las tenéis, tal y como quedaron recogidas en los Archivos de Comportamiento Sexual, la publicación oficial de la Academia Internacional de investigación sexológica. Eso sí, hay respuestas francamente llamativas: “Para vencer el aburrimiento”; “Para ser popular”; o “Porque la otra persona baila muy bien”, son algunas de ellas. De todas maneras, la razón que encabeza la lista es de cajón y previsible: “Porque me sentí atraído por la otra persona”. Menos mal.

La universalidad de la muestra no es muy allá. El 96% de los encuestados tienen entre 18 y 22 años, por lo que muchas respuestas desprenden un ‘tufillo’ a película juvenil norteamericana, en plan ‘Porky´s’ o ‘American Pie’. A saber, muchos de los encuestados afirman haber practicado sexo por razones tan curiosas como: “Para cargarme la relación de un rival, acostándome con su novia o novio”; “Para ser aceptado entre mis amigos”; “Porque el otro tiene mucho dinero”; “Para cambiar el tema de conversación”; o “Porque estaba borracho”… La juventud de los participantes en la muestra también se nota en el hecho de que la razón “Para tener hijos” aparezca en el puesto 50 de la lista. De hecho, sólo el 10% de las mujeres y el 7% de los hombres que han participado en el estudio están casados o conviven con su pareja.

Para los más preocupados por el supuesto estado de desertificación moral de la juventud actual, hay que señalar que, en medio de este cúmulo de axiomas sexuales tan variados, también nos encontramos con razones espirituales: “Para estar más cerca de Dios” (ESA ES LA MÍA), o altruistas: “Para que la otra persona se sintiera bien”. Otros optan por razones materialistas, las de toda la vida: “Por dinero”; “Para conseguir un trabajo”; o “Para ser promocionado en mi empresa”.

Y nunca faltan los cabrones “Para vengarme de mi pareja, que me había engañado”; “Para poner celoso a alguien”; o, y esta me ha encantado, “Para terminar con una relación”. Algo así como el clásico “cariño, tenemos que hablar”, pero primero quiero que me recuerdes con una sonrisa en los labios. Precioso.

¿Ustedes? Por qué tienen sexo o alguna vez han tenido sexo por alguna razón sui géneris ¿?

Share Button