Todas la llevamos con orgullo, eso espero al menos. Con el mismo ímpetu debemos mostrarla. Claro, en los momentos adecuados con el canchanchán porque eso de andarla mostrando por mero placer y en público pos como que no. Pero esto es… digamos, orgullo de los buenos jajaja

Chequen

Un pendiente de vulva cada pieza es artesanal y original tan diferentes como las reales. Y es que estamos tan habituados a discutir sobre las diversas formas y tamaño del pene que pocas veces hablamos de la diversidad existente en las vulvas. Algunas lucen labios menores más largos que los mayores, suelen ser asimétricos y ser más prominente uno que otro. Puede tener tonalidades desde rosas hasta violáceas, cafés o tener varios tonos. En algunas el clítoris es realmente grande (sin que esto implique mayor sensibilidad, es exactamente igual que el pene, más grande no es igual a más poderoso), en otras es apenas un bultito. Los labios pueden ser una especie de holanes, y eso no y no quiere decir que la mujer haya tenido mucho sexo (porque no falta el que dice que ya le ‘guajolotean’ a algunas mujeres. Nada que ver, es morfología y tejidos). También, la figura de la vulva puede estar sujeta a cambios hormonales o sobre peso. Obvio, por grupo racial puede ser más oscura o clara, sujeto a las cantidades de melanina.

La cosa es sentirla bella, mostrarla y vivirla con respeto y harta admiración. Pero ya si se quieren colgar una, pues pídanla al sitio etsy.com y miren qué gracioso por una letra el sitio podría relacionarse con este blog.

Share Button