Y el Punto G sigue siendo un misterio para muchos. Pese a que muchos estudios sobre todo a nivel vivencial, de mujeres que han reportado, bueno hemos reportado sentir tanto al tacto como a nivel sensorial una zona ligeramente protuberante y con una textura distinta a la de las paredes vaginales, que al ser presionada y masajeada genera una sensación de placer que puede desencadenar un orgasmo, hay aún quienes niegan dicha estructura. No es independiente, es decir no es un botón que está ahí puesto para que algún ocioso lo descubra. Sencillamente es una zona pequeña, detrás del hueso púbico donde hay ciertas terminales nerviosas saturadas. Ahora, el primer y gran error -y eso se debe al desconocimiento del propio cuerpo- está en buscarlo muy adentro, casi meten los dedos hasta el cérvix y claro, no reportan más que molestia. Está realmente a dos falanges y no más detrás del hueso de  su pubis.

Un buen ejercicio para estimular tanto el clítoris como esta zona tan sensible está en hacer una pinza con los dedos de una mano. Les explico, necesitan antes que nada de lubricante, una buena cantidad y sobre todo, que este sea adecuado, espeso y con una buena calidad. El Xtreme Lub de Sico, es buena opción porque tiene más cuerpo que el resto de la línea.

Puede hacerse en solitario (de hecho es recomendable para después explicarlo a la pareja) o bien, lanzarse a utilizarlo como un ejercicio juntos. La pinza consiste en tocar  el clítoris con el dedo pulgar. La yema del dedo pulgar muy bien lubricada debe hacer ligera presión y masajear circular o lateralmente. Ahora, sin mover de esa posición la yema (o bueno, nada más en lo que se acomodan), con bastante lubricante introduzcan poco a poco un par de falanges (no más) de su dedo anular, justo en esa posición, es decir como si fueran a encontrar las yemas del anular y el pulgar, pero claro la del pulgar está por fuera del cuerpo de ella y el anular está dentro de la vagina.

Como esto.

jajaja (ahí me tienen tomándole foto a la mano del Sr. Elsy)

Aproximadamente a esa distancia está el Punto G, como detrás del clítoris pero a una ligera elevación, misma que la anatomía de la vagina les permitirá dar. Delante de su dedo anular deben sentir el hueso púbico, o sea sienten esa rugosidad de la zona determinada como Punto G y atrás está duro porque está el hueso.

Es importante que le pongan ingredientes de erotismo al asunto, mucho erotismo, porque si se ponen en plan de que su pareja casi como ginecólogo se ponga a explorar y encontrar el estímulo, se sentirán poco excitados y casi expuestas como si las auscultura el doctor. Es cosa de combinar con besos, caricias y con la práctica verán que se hará parte de sus juegos previos, sobre todo regalándoles mucho pero mucho placer.

Pruébenlo HOy, y no se olviden de ver muchos consejos iguales, mucha info y más hoy Lunes en Contacto C+ por TVC, canal 207 de Cablevisión. Que hoy especialmente se va a poner muy pero muy bueno.

Share Button