Algunos puntos que ayudarían a fomentarlo

1.    A todas nos gusta la exclusividad. No hagas alusiones a tus múltiples ligues y acostones por parecer un Dandy. Eso del galán promiscuo que todas querían se quedó en los 80.

2.    No hables mal de tus ex novias ni de cualquier otra mujer. Si lo que quieres es darnos seguridad, no nos hagas pensar que después te llenarás la bocota con tus amigos contando lo que hicimos esa noche.

3.    Habla con naturalidad del sexo y las relaciones. Con respeto y sin albures, por favor. El hecho de que tu veas –como se debe- el sexo, como la maravillosa experiencia que es y libre de juicios, nos hará sentir cómodas y seguras de ser nosotras mismas.

4.    No hagas preguntas incómodas respecto a su virginidad, el número de hombres con los que se ha acostado o su última relación. Si eso te importa, no la mereces.

5.    Toma la iniciativa de manera sutil, pregúntale si le gustaría ir a tu casa a tomar algo después de cenar o bien, propónle que pasen un fin de semana fuera de la ciudad y solos. Nunca la lleves a un lugar donde es obvio que tendrán sexo sin antes preguntarle si le gustaría ir o puede sentirse ofendida. Y menos te metas a un motel ‘porque andabas perdido’

6.    Ve acercándote poco a poco. Bésala, acaríciala y sé elocuente en la plática. No te limites a sólo buscar el encuentro físico o sentirá que quieres ir demasiado de prisa. Ve midiendo y sabrás cuando está lista para subir de tono las caricias.

7.    Escúchala, en una cita es horrible un hombre yo-yo. Tal vez quieras que ella sepa de ti cuanto sea posible pero lo mejor es dejarla platicar e irte interesando en su vida, eso la hará sentir especial.

Share Button