Hola queridos míos, ¿cómo les va la vida? Les paso una intersantísima información de prensa que nos mandaron los amigos de Bayer Schering Pharma, miren nomás.

Cada mes, tres de cada cuatro mujeres principalmente jóvenes y adolescentes, manifiestan antes de su menstruación la aparición de uno o varios síntomas, tales como dolor de cabeza, en la espalda o abdomen, cansancio, aumento de peso, náuseas, llanto con facilidad o irritación sin motivo aparente. Cualquiera de éstos puede estar relacionado con el llamado Síndrome Pre-Menstrual (SPM), señaló el Dr. Leopoldo Vázquez Estrada, especialista en Biología de la Reproducción Humana, certificado por el Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia.

“Estos síntomas se presentan entre cinco y hasta once días antes de que comience el sangrado menstrual, afectando a la mujer de manera integral, ya que no sólo son trastornos físicos como los comentados, sino también emocionales alteran en diversos grados su estado de ánimo y psique”, explicó el Dr. Vázquez.

De acuerdo con el Dr. Vázquez, en ocasiones las propias madres recriminan a sus hijas o a otras mujeres más jóvenes por manifestar sus dolencias, sentenciando que el Síndrome Pre-Menstrual es algo ‘natural de la feminidad’, por lo que deben resistirlo sin quejarse, subestimando los potenciales riesgos y problemas de este padecimiento.

Ante los síntomas relacionados con el llamado SPM, las mujeres normalmente recurren a alternativas como beber té, masajes, analgésicos o antiespasmódicos. Opciones que a veces pueden disminuir de manera parcial aunque no significativamente algunas dolencias.

No obstante lo anterior, no hay necesidad de soportar el SPM, pues próximamente se contará con nuevas alternativas terapéuticas muy eficaces que combatirán exitosamente los síntomas.

Adicionalmente a la terapia farmacológica, es muy recomendable la práctica regular de ejercicio, seguir una alimentación balanceada, rica en cereales integrales, frutas y verduras, así como reducir la cantidad de sal, azúcar, alcohol y cafeína (chocolates, refrescos de cola) en su dieta diaria.

Estas acciones, junto con el tratamiento farmacológico indicado por el médico, permitirán hacer a un lado los signos y síntomas del Síndrome Pre-Menstrual, así como sus potenciales riesgos físicos y problemas emocionales, lo que permitirá a la mujer disfrutar de una vida personal, social y profesional más plena.

Finalmente, el especialista en Biología de la Reproducción Humana recomendó a aquellas mujeres que presenten estos síntomas, acudir y preguntar a su médico, ya que podrían tratarse de alertas del organismo sobre un padecimiento mayor, el llamado Síndrome Pre- Menstrual.

No lo dejes a la ligera. Si presentas periódicamente uno o más síntomas antes de tu menstruación, consulta al médico, pues podrías sufrir de SPM y no saberlo.

Share Button