Bueno, bueno que ya no saben qué inventar. Por un lado me gusta la idea de que la tecnología esté al servicio del placer y del descubrimiento de sensaciones pero hay cosas que dan entre lástima y risa. Hasta hace poco la opción para simular con algún aparatejo un cunnilingus era dada por succionadores y masajeadores clitoriales pero miren nada más…

Este amiguito está dotado de 10 lenguas que giran dando golpecillos a la vulva. No dudo quien le encuentre el gusto. Aunque en realidad en la mayoría de reportes y estudios así como en disciplinas milenearias se ha expuesto que el verdadero éxito de un cunnilingus está en la textura de la lengua, la humedad, la habilidad de masajear suavemente, en direcciones distintas, circulares y elípticas; pero sobre todo en combinarlo con ligeras succiones y soplidos. Erróneamente algunos hombres o mujeres gay piensan que llevar a su pareja al quinto cielo consiste en mover la lengua a miles de lenguetazos por segundo como Gene Simmons en pleno performance. Pero si se les antoja, aquí un videíto que explica la cosa.

Share Button