Este un anglicismo (el origen de la palabra parece provenir de ‘tea’ o té, mismo que es utilizado como un modismo para referirse a la orina), es utilizado comúnmente   para referirse a un lugar ya sea una fiesta o un club donde se tiene sexo anónimo. Los t-rooms han cobrado cierto auge en los últimos años, la mayoría incluye únicamente hombres dentro de sus actividades y hay diversas modalidades de los mismos: exclusivamente orales, otras donde se permite la penetración, interacción vouyeurista (participar sólo viendo), la masturbación, hacer tríos, y en el caso más riesgoso, el sexo sin protección o bareback con el fin de hacerlo más “extremo” (sin comentarios). Hay ciertas relaciones con los Bugchasers y Giftgivers.

En México los t-rooms también son  conocidos como ‘Fiestas a pelo’, porque te avientas ‘a pelo’ es decir sin condón a penetrar a otro u otros. De éstas últimas hace unos meses realicé una investigación con algunos grupos que organizan algunos de estos T-rooms de manera privada y  otros que se dan en antros de zonas rojas. Muchos de sus integrantes opinan que es ‘emocionante’ el no saber quién es la persona con la qu estás interactuando sexualmente, en ocasiones la oscuridad es completa y te permite fantasear con quien desees. Otros le encuentran el sentido a la práctica dado que pueden tener contacto sexual con uno o muchos compañeros sin la necesidad de involucrarse sentimentalmente ni ‘chambear’ en la conquista para poder llevártelo a la cama.

Es una de las modalidades de sexo anónimo, ¿cómo ven?

Share Button