Erotizando el cuello

Erotizando el cuello

Cuando pensamos en caricias eróticas que resulten como un elíxir calenturiento, juramos que tenemos que dirigirnos hacia los genitales. Gran error. Somos como una cadena de circuitos de sensibilidades conectadas. El arte está en encontrar nuestras conexiones. Y aunque...