Ya recordarán cuando discutimos el tema del cambio legal de nombre y género de los transexuales en este post. Pues el día de ayer, un gran triunfo surgió para quienes luchan por estos derechos de los transexuales.

El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó conceder el amparo a la persona transexual que interpuso un juicio para borrar de su acta de nacimiento la anotación marginal que explicaba el nombre y el sexo que tenía antes de modificarlos legalmente.

Al paralelo, la Corte consideró, por mayoría, que no es inconstitucional el artículo 138 del Código Civil del DF, el cual, establece que después de lograr la rectificación del acta de nacimiento, se colocará al margen de dicho documento una referencia sobre la identidad anterior de quien decidió cambiar jurídicamente.

El proyecto original buscaba la inconstitucionalidad del artículo 138 Civil, para conceder el “amparo directo civil 6/ 2008”, y señalaba que la anotación marginal lesiona la privacidad de la persona en cuestión, de manera que se ven afectados los derechos a la no discriminación y a la salud, consagrados en los artículos primero y cuarto constitucional.

Asimismo, se argumentaba que evidenciar la condición transexual frente a terceros motiva discriminación y vulnera la salud, que según la Organización Mundial de la Salud es el estado de bienestar biológico, síquico y social.

Tras el amparo, el acta de nacimiento primigenia con anotación marginal será reservada, no se expedirá constancia alguna, salvo mandamiento judicial, y el Juez del Registro Civil dará parte a la Oficina Central, a las secretarías de Gobernación y Relaciones exteriores, al Instituto Federal Electoral, así como a las procuradurías del DF y de la República para efectos legales procedentes.

Como ven, dado todo lo anterior, esta persona trans, podrá vivir plenamente y sin problemas de ser identificado con su antiguo sexo o su sexo de nacimiento. Derecho a su privacidad, a su libre elección, en fin. ¿Qué les parece a ustedes?

Share Button