Durante mucho tiempo algunas personas infectadas con el VIH sostenían que habían sido contagiadas por vía oral pero muchos facultativos consideraban que sólo escondían el verdadero motivo como sexo anal porque, casi desde el principio, se demostró que la saliva contiene sustancias antivirales que imposibilitan el contagio con un beso, cubiertos y vasos usados, etc.

Según investigadores del National Institutes of Health, en la boca tenemos defensas naturales como sustancias antivirales en la saliva y queratinas que recubren las paredes de las encías, pero no así en las amígdalas donde existen niveles muy bajos de proteínas antivirales (SLPI, defensinas, trombospondina) y unos receptores del VIH llamados CXCR4, que sirven de unión a los virus permitiendo su entrada y con ello la infección. Por eso se consideran como una posible vía de entrada del SIDA.
Con un beso no se puede contraer esta enfermedad pero sí con el sexo oral y, aunque el porcentaje es bajo, no estaría de más emplear láminas de látex o preservativos para este tipo de práctica sexual en relaciones esporádicas o de alto riesgo, si no queremos lamentarnos de las posibles consecuencias.

En la boca podemos lastimarnos impreceptiblemente abriendo las encías o las mucosas con el cepillado, al mordernos, hasta con un hielo que rasga alguna parte de la cavidad. Es factible entonces que el conragio se dé.
Este descubrimiento, además de aclarar dudas, abre una puerta de investigación para la obtención de un remedio contra esta pandemia porque el receptor CXCR4 puede ser la clave.

Por otro lado, hablando de VPH, Eduardo Cecotti, presidente de la Asociación Odontológica Argentina, en las Jornadas Internacionales de la agrupación en Buenos Aires mostró un estudio de la Universidad de Seattle donde se detectó la presencia del VPH en 7 de cada 10 enfermos de cáncer de lengua y faringe. En casi todos los casos analizados, los pacientes reconocieron que practicaban sexo oral

Ustedes queridos míos, ¿utilizan preservativos o láminas de látex durante el sexo oral? Lo terrible es que casi nadie lo hace y muchos en relaciones ocasionales se lanzan sobre el sexo oral porque no traen a la mano un condón y creen (malamente) que de esa manera no entrarán en riesgo. La cosa es que sí lo hay. Es donde comenzamos a pensar si es tan ‘divertido’ el sexo casual.

Share Button